Monumento no monumento #Arquitástrofes

Tenemos voz

Bogotá Visible y el curso Teoría Unidad Avanzada presentan ARQUITÁSTROFES. Un espacio virtual que recoge críticas a los espacios y edificios públicos y privados que por su diseño y construcción afectan negativamente a la ciudad de Bogotá y a su ciudadanía.  Mediante un formato periodístico y tras una investigación documental, estudiantes del último año de la carrera de arquitectura elaboran videos de 3 minutos de duración en los que justifican la escogencia del espacio o edificio, explican la problemática que identificaron y la sustentan mediante argumentos asociados a los contenidos del curso, entrevistas a ciudadanos afectados y mediante su propia observación y análisis.

Profesores del curso Teoría Unidad Avanzada: Eduardo Mazuera y Juan Pablo Aschner

Monumento no monumento

La construcción del Monumento Héroes no tuvo en cuenta tradiciones constructivas locales y desde su inauguración estuvo desvinculado del paisaje natural que en este caso son los Cerros orientales y el antiguo lago Gaitán, siendo concebido únicamente como puerta de entrada para el vehículo. Además, el espacio construido no es habitable, es una caja negra de seis pisos sin visuales y con pobres condiciones de habitabilidad. Ese problema surge de un acercamiento principalmente objetual que privilegia el signo y la monumentalidad. Estas decisiones formales parten de una preocupación estética donde la estructura está a favor del carácter ornamental. Por otro lado, aunque existe un interés geométrico-ortogonal en su implantación, este no responde a las funciones programáticas espaciales que se plantean en un inicio ni a las actividades. El monumento también falla en establecer una conexión emotiva con la ciudad y la memoria colectiva local, lo que dificulta la construcción de un imaginario sobre la historia nacional. Entonces, el monumento no es una pieza activa de la ciudad, ya que no genera una atmósfera de permanencia, encontrándose aislado de los barrios que lo rodean.

Cámara: Camila Botero Echeverri, Mateo Walschburger Hurtado y Alejandro Orduz.
Edición: Camila Botero Echeverri, Mateo Walschburger Hurtado y Alejandro Orduz.

Deja un comentario